"En verdad no hay adultos, sólo niños envejecidos. Quieren lo que no tienen: el juguete del otro, sienten miedo de todo. Obedecen siempre a alguien, no disponen de su existencia. Lloran por cualquier cosa".

José Emilio Pacheco.
📙 La arena errante.